El festival Cultural-Comunitario “A Puerto Padre me voy” es el primer proyecto lanzado en conjunto por LA Manada, un
grupo formado por mujeres creadoras cubanas que durante los últimos años han estado colaborando entre sí en sus respectivas manifestaciones artísticas y con este festival hacen oficial su unión.

La idea de este certamen surge por Nathaly Polo, una de las integrantes fundadoras del grupo, para homenajear y revitalizar su ciudad natal: Puerto Padre, pueblo costero ubicado al norte de Las Tunas, Cuba. Es una idea que venía resonando desde hacía un tiempo, y en LA Manada, la inquietud de una es la inquietud de todas.

De esta forma comenzaron la organización del festival, razón por la cual lanzaron un crowdfunding con el propósito de asegurar la producción de esta y de una segunda edición de “A Puerto Padre me voy”. Las fechas para las que se tenía permiso eran inamovibles por lo que se decidió seguir adelante con el festival aún cuando los recursos eran escasos. Así fue como a Puerto Padre llegaron entre artistas, organizadores y realizadores audiovisuales, alrededor de 25 personas para llevar su arte y su amor desde el pasado 13 hasta el 16 de agosto de 2019.

Entre las actividades principales del programa estuvieron los talleres para niños de paisajismo, percusión, confección de títeres y la construcción de una “ciudad futurista” elaborando una maqueta con materia prima. Talleres impartidos por artistas, algunos graduados y otros estudiantes de la Universidad de las Artes de Cuba (ISA). Otros eventos colaterales fueron la presentación de obras teatrales y cortometrajes, así como la realización de los conciertos del trovador Manuel Leandro y de los grupos Bitácora y Souvenir. También se hizo una promoción de la educación ambiental y la salud animal, con el saneamiento de una parte de la zona costera de Puerto Padre y el cuidado de animales por varios veterinarios invitados en el Parque de la Independencia de la ciudad. Además de estas actividades centrales, uno de los mayores logros del festival fue la integración de otros proyectos de la misma ciudad puertopadrense con el nuestro: los paneles de historiadores, las declamaciones de las narradoras orales, la presentación de La Banda de Conciertos en el Parque Martí, y en especial la participación de la Cátedra de Wushu de la ciudad que estuvo presente todos los días colaborando con la bailarina Fer Montalvo como invitada internacional.

Todo esto fue posible con casi nada, solo con la voluntad y la ayuda de los que participaron y las apoyaron. Por ello la culminación de este crowdfunding es esencial, para poder reponer favores, realizar la postproducción del documental del festival, y organizar una mejor y más rica producción de la segunda edición de “A Puerto Padre me voy”…

Mas info en www.verkami.com/projects/24336-a-puerto-padre-me-voy-contigo