¡Continuamos en pie, continuamos soñando, sin estigmas ni paradigmas y en pro de construir ciudad a través del arte! ... Gatto

Por: Mauricio Salas Ángel

En K-Y Cultural y Tribuna Abierta estuvimos hablando con el Gatto, como se le conoce en la escena underground de la ciudad. Él es un artista bogotano de 30 años de edad, residente de la localidad octava de Kennedy en la capital del país; es diseñador gráfico de la Escuela de Artes y Letras, amante de la música como el Blues, Jazz, Gipsy, Ska, Sock Steady, Reggae Roots, Funk y Rock and Roll. Pertenece al movimiento futbolero popular Nación Verdolaga, desde el que ha participado en la realización de diferentes publicaciones como la Revista de la Nación y los Fanzines donde se trabaja como eje central el tema de LA PAZ como necesidad nacional. Productor del festival GRITO ROCK a nivel Colombia y gestor cultural de la localidad, amante de las bicicletas, el vino tinto y un buen porro para amenizar el día.

¿Qué influencia tiene el arte urbano en el fútbol?

Pienso que el arte y la libre expresión son el mejor canal de comunicación; esto por medio de contenidos relevantes y visibles como piezas gráficas e intervenciones en el espacio público, que el transeúnte del común pueda leer, entender e interpretar. Normalmente, cuando se realizan intervenciones de grafiti, estas solo encierran cierto grupo objetivo, o cierto tipo de personas que se ven involucrados en estos escenarios. Toda esta expresión cultural permite transformar escenarios para el reconocimiento y la apropiación de nuestros territorios, con el fin de generar espacios de sana convivencia que aporten al desarrollo cultural y sirvan para articular procesos de construcción colectiva y colaborativa, gestando memoria y sentido de pertenencia en nuestras generaciones. Siempre de la mano del respeto y la tolerancia a los distintos universos porque no todos pensamos igual, no todos actuamos igual, no todos interpretamos el arte ni las circunstancias de la misma manera.

¿Cómo el arte urbano ayuda al desarrollo de la libre expresión y que connotaciones tiene en la sociedad?

Lo primero que debemos aclarar es el significado de grafiti. Y es que normalmente el imaginario que tenemos es el de un joven con una lata de aerosol pintando un muro, y realmente es una concepción errónea, ya que el grafiti como concepto, es un estilo de vida que va en torno de la ilegalidad y la contra-cultura. Esto quiere decir que se comparte un ideal que va en contra del fascismo y del capitalismo salvaje, por lo tanto cada intervención es una muestra de ir en contra de los diferentes estereotipos sociales que se han venido creando a través del sistema como maquinaria de destrucción; así mismo se genera un código de lenguaje en el cual la comunicación está basada en cierta población, que son todos los jóvenes grafiteros, los crews, los parches, dejando su marca, su “chapa” por toda la ciudad. Ahora, volviendo al tema de la ilegalidad, cabe resaltar que, a diferencia del grafiti, el arte urbano se trata de procesos realizados en conjunto con las alcaldías locales, las cuales cuentan con una MESA LOCAL DE GRAFITI en cada localidad y sumadas todas, llegan a la MESA DISTRITAL DE GRAFITI. En estos espacios, diferentes colectivos, fundaciones y corporaciones participan a través de las convocatorias para realizar diferentes intervenciones artísticas, con permisos y apoyos por medio de instituciones que buscan darles un embellecimiento a ciertas zonas de la ciudad o espacios, con el objetivo de generar seguridad, comunidad y respeto entre otras. Siempre con ciertos contenidos visuales que reflejan los criterios e ideales de cada artista.