Por: Redacción K-Y Cultural

Nuevamente Bogotá se viste de rock, la vigésima cuarta edición de Rock al Parque da inicio en la capital colombiana, como ya es costumbre de unos años para acá, el primer día esta marcado por las tendencias góticas, oscuras y metaleras, el sábado es día de mover el pelo, de sacudir la cabeza y dejarse contagiar de lo que esta gran escena musical tiene para mostrarnos.

La gente se alista y con su mejor energía se parcha al gran y tradicional Parque Simón Bolívar, escenario por tres días de uno de los festivales más grandes del mundo, por su cantidad de asistentes y su libre entrada, que lo convierten en emblema e icono de la ciudad. El público, principal activo del festival es quien llega con todo su folclore, con su mejores pintas, con tolerancia y convivencia extrema, mostrando que Bogotá es un gran escenario para el rock y el metal, teniendo gente no solo de Bogotá, si no de Colombia y el mundo. El día estuvo marcado por un caluroso ambiente, cielo despejado y buen sol, que daban para tomarse una buena cerveza y entrar gozar de las grandes bandas distritales, nacionales e internacionales.

Un gran reconocimiento para cada una de las bandas que se presentaron el día sábado, y los asistentes que año a año hacen mejor el festival, Rock al Parque es ese escenario para que la bandas emergentes, locales o nacionales muestran todo lo que tienen y se fortalezca la escena rockanrolera de la ciudad y el país. Destacamos la presentación de la banda de Medellín Masacre con su show de 30 años; que gran banda y no en vano cumplen tres décadas en las escenarios dejando en alto el Death Metal Colombiano. Además de la presentación de las bandas Dark Tranquillity y Dark Funeral con dos propuestas europeas del death metal y black metal respectivamente, dos bandas suecas,con un gran ruido y una gran puesta en escena.

Muy buen comienzo de #RockalParque2018, nos vemos el día de hoy para seguir rockeando!