Por: Diego Martínez

En el mundo del arte encontramos todo tipo de definiciones de este, de lo que es considerado y no como tal, de lo que se necesita para que algo sea llamado así “arte”, o tan simple como esta pregunta ¿qué es una obra de arte?

En este proceso que tenemos con KY Cultural, hablamos de arte y en ese camino encontramos a Tomás Saraceno, un artista e investigador argentino, de la ciudad de Tucumán, y que actualmente reside en Berlín. El durante 10 años estuvo investigando, en colaboración con instituciones y todo tipo de profesionales a la Parawixia Bistriata, un tipo de arácnido social, un tipo de araña que se caracteriza por sus construcciones casi arquitectónicas y especialmente realizadas en grupo. Estas especies, conviven socialmente hasta su madurez, en donde se apartan para aparearse y terminar su ciclo de vida. La Parawixia convive generalmente en la zona conocida como la triple frontera entre Brasil Paraguay y Argentina. Tomás y su grupo después de noches de investigación y observación, recolectaron una muestra de estas, unas 600 aproximadamente para dar comienzo a esta gran obra, este gran resultado que logramos llegar a observar en Buenos Aires, más exactamente en el Museo de Arte Moderno de la ciudad. 

Saraceno nos propone desde el arte contemporáneo, una obra creada a partir de telas de araña, formando un mundo paralelo, un universo interconectado por filamentos entre si, haciéndose presentes en toda la sala en donde están dispuestas. Esta gran arquitectura arácnida, forma como un mini universo, donde podemos entender como este mundo fabricado por estos expertos tejedores se parece al cosmos del que hacemos parte. Nos hace ver una similitud de estos filamentos con las conexiones que existen en el universo del que hacemos parte, como las galaxias, los planetas, los continentes, el mar, las rocas y todo en la vida como la conocemos esta conectado entre si. Una gran obra que nos hace reflexionar y pensar desde la existencialidad y nuestro rol en este mundo.

¿Qué es una obra de arte?

.

 

En un salón oscuro bastante amplio en una dimensión rectangular, en donde alrededor de este espacio podemos caminar en medio de una construcción gigantesca de redes arácnidas, una estructura interconectada por este filamento elaborado por estos amigos de 8 patas, 600 exactamente se utilizaron para el total de la obra. Desde el momento de la entrada, ya nos genera intriga y curiosidad, y es al entrar en este mundo de telas, de redes, de construcciones, de oscuridad, de conexión de puntos, que empezamos a intentar entender que quiere mostrarnos el autor en este escenario oscuro simulando un cosmos.

Siguiendo con la obra en el subsuelo se encuentra un pequeño cubo flotante con su residente principal, una araña de una especie conocida como Nephila Clavipes y una majestuosa construcción arácnida, igualmente en una sala oscura alumbrada por un punto de luz intensa la cual nos quiere mostrar las partículas que flotan a su alrededor, la verdad muy difícil de observar a simple vista, rodeada de un ambiente sonoro que nos traduce los movimientos u ondas sonoras generadas en el entorno de la red, gracias a unos sensores que la atraviesan y generan sonidos algo estremecedores pero fascinantes. Nos deja algo muy claro y es como entender el mundo desde la perspectiva de estos animales que llevan algo de mas de 140 millones de años habitando el planeta.

Saraceno es un artista que recomendamos ver en cualquier lugar del planeta con sus obras de peso evolutivo e investigativo, llegando a demostrar como el arte y la ciencia dan forma a nuestro conocimiento de la realidad