Por: Diego Martínez

Culminó la edición número doce de uno de los festivales musicales al aire libre más grande de Colombia, el Grita Rock, este contó con la participación de bandas nacionales e internacionales, de diversos géneros, representando la escena musical y cultural de varias partes del mundo.

Que gran ejemplo el de Manizales y los organizadores del festival, que con esfuerzo, dedicación y empuje han logrado mantener este festival que estuvo a punto de morir el año pasado. Para la edición 2017 fue necesario empezar a cobrar un aporte para la financiación y se redujo de tres a dos días. Dejando de lado posiciones políticas y con una clara gestión antes las entidades públicas han logrado mantener este espacio que promueve la tolerancia, la cultura, la música, la diversidad, el arte y todo lo que conlleva promover en la sociedad encuentros para el libre desarrollo de la personalidad y pensamiento.

En esta edición se contó con la presencia de siete bandas locales, seis bandas nacionales, y seis internacionales, dejando un claro mensaje de promover el rock local y nacional, donde se pueda mostrar el talento que existe en el país y que muchas veces no se consiguen ni los espacios, ni los patrocinios para hacer crecer la escena del rock colombiano, que tiene mucho por contar y que cada día crece más y más.

En el primer día tuvimos las presentaciones de Señor Coffee (Aguadas), Mentes Destruidas (Manizales), Infesto (Bogotá), María Ambivalente (Manizales), Les Deuxluxes (Canadá), Cerebral Infest (Manizales), La Mojiganga (Medellín), Reincidentes (España), Bad Manners (Inglaterra), Zona Ganjah (Argentina). Al segundo día la movida se centraba en sonidos un poco más dark y metaleros entre los que vimos a Arieta (Neira), Dominate (Manizales), Askariz (Medellín), Kariwa (Bogotá), Cuntcrusher (Manizales), Perpetual Warfare (Bogotá), Reencarnación (Medellín), Goatwhore (Estados Unidos) y cerrando la gran noche el gran invitado de Suecia, Unleashed. Fueron dos días cargados de buena energía, convivencia y puro rock. Más de 1000 personas se hicieron presentes en Expo Ferias para deleitarse de este gran festival.

Algunas bandas dejaron claros mensajes de respeto hacía las mujeres, mejorar y darle más participación en la música y en cualquier espacio, donde sean incluidas, que se apoderen más de los escenarios y exista una igualdad en cualquier contexto. Igualmente algunas de las bandas extranjeras apoyan fuertemente el gran proceso de paz y desean que el país siga por ese camino de la reivindicación social y finalmente se acabe la guerra y el narcotráfico que tanto nos ha desangrado.

Felicitaciones a los organizadores, a la gran y hermosa ciudad de Manizales y su gente. Larga vida y que viva el rock.