Por: Diego Martínez

Recorriendo las calles, nos encontramos en la siempre bella Buenos Aires, la capital del extenso territorio argentino, la gran ciudad del Río de la Plata, donde siempre existe algo para hacer, un “reci” que apreciar, un asado que disfrutar, un evento al que asistir, alguien a quien conocer o simplemente disfrutar de un buen Fernet.

Y es aquí donde buscando y apreciando lo que que cada lugar tiene para ofrecernos, nos topamos con novedosas y llamativas formas, en diferentes productos y escenarios, funcionando como artefactos o como parte de decoraciones y montajes. Pero existe algo mas allá aparte de los diseños en estas estructuras y/o elementos funcionales o decorativos y es que apuntan hacía la sustentabilidad, partiendo del reciclaje de elementos plásticos y más exactamente las tapitas que recolectanlas Fundaciones.

Diseño, tecnología y arte, es lo que podemos observar al ver estas muestras que nos ofrece el Proyecto Mutan, todo en pro del aprovechamiento útil de los residuos, en este caso de los plásticos post-consumo para transformarlos en artefactos útiles para la sociedad, creando nuevas posibilidades para los materiales y para las personas involucradas en las organizaciones sociales.

 

“Desarrollamos tecnologia para procesar los plasticos de forma local y la idea hoy es replicar el proyecto en otras ciudades.”

“Creemos que el diseño es una poderosa herramienta para transformar las condiciones sociales y medioambientales.”

Pero quien mejor para contarnos más acerca de este gran proyecto que uno de sus integrantes, Sergio Fasani, diseñador industrial y docente de la Universidad de Buenos Aires, en la Facultadad de Diseño, Arte y Urbanismo. El nos cuenta que Mutan hace parte de el estudio-taller Brotes, el cual funciona como un atelier de donde surgen proyectos sustentables que se reúnen en un espacio de trabajo colaborativo. El objetivo es brindar apoyo a diferentes proyectos que buscan asegurar la sostenibilidad social y ambiental, a través de la generación conjunta de ideas, posterior gestión y producción de las mismas.Surgen de Brotes, varios proyectos, como Compostate Bien, Mutan, Plásticando, entre otros.

Como vemos es todo un proceso colaborativo en pro del aprovechamiento residual, lo cual se ve reflejado culturalmente ya que llevan un mensaje en pro de la construcción de sociedades sustentables y horizontales buscando el aporte entre sus miembros o integrantes, para lograr objetivos sociales y ambientales. Quisimos saber más acerca de Mutan y su rol en la sociedad y esto nos dijo Sergio.

¿Como ven el papel del arte en el Proyecto Mutan, lo cruzan en algún momento?

SF:Lo que separa al diseño del arte es, para mi al menos, una pequeña linea que me gusta cruzar todo el tiempo. Tener un pie de cada lado. Ambos campos me dan la posibilidad de explorar posibilidades, de jugar con materiales, con procesos. Lo que los diferencia tal vez sea el objetivo. El diseño tiende a tener un propósito mas enfocado en cuestiones formales, funcionales, económicas; mientras que el arte me permite enfocar en lo simbólico, en lo conceptual de la obra, en concientizar, en comunicar una idea. Y es esta libertad la que nos lleva un paso mas allá en este juego y nos permite, por decirlo de alguna forma, dejar de lado lo terrenal y volar. Volar para luego volver a tierra y transformar los diseños con lo que aprendimos de nuestras experiencias mas artísticas. Son dos campos que mezclamos, lo que pasa en uno afecta al otro y a la inversa.

¿En el contexto latinoamericano, creen que el arte puede llegar a generar conciencia ambiental y/o social?

SF: Sin dudas! Creo que el arte juega un rol super importante, sobre todo en latinoamerica, para comunicar ideas. Solo con ver lo creativas que son algunas protestas en nuestra tierra podemos darnos cuenta de ello. Pero así como puede comunicar ideas y valores, tiene un gran potencial para proponer soluciones, nuevos vínculos. Desde el estudio trabajamos mucho desde el arte relacional, desde el arte contextual, intentando generar nuevos grupos interrelacionados que convivan buscando, desde estas nuevas relaciones, dar respuesta a nuevas necesidades con un objetivo en común. Si lo pensamos un poco, la capacidad de reunirnos colaborativamente, cooperativamente, para responder a las nuevos retos en lo que el contexto latinoamericano nos pone -contexto que implica casi una crisis constante- es una forma de arte. Somos Creativos, planteamos nuevas formas de hacer y relacionarlos. Y estas formas de hacer, contagian y eso es lo poderoso del arte. Mostrar a otros una nueva perspectiva sobre lo que nos rodea, sobre la naturaleza, sobre nuestros residuos, sobre como como lidiamos con ellos y sobre todo a quienes impactamos en este proceso.

¿Cómo funcionan los espacios colaborativos en pro del crecimiento cultural y social? Podrían empezar a jugar un rol importante en el desarrollo latinoamericano?

SF: Creo que un poco es lo que te decía recién. Si, el arte como lo veo yo es una forma de proponer nuevas formar de ver y de hacer. Lo importante en estas nuevas formas es la variable de “como impactan estas soluciones en el otro” en nuestros vecinos, en nuestra comunidad, en el mundo, es aquí donde creo que lo colaborativo es clave. Desde latinoamerica estamos acostumbrados, un poco más que en otros partes probablemente, a pensar en el otro. Tal vez por que no pasamos tanto tiempo inmersos en el neoliberalismo -aunque hoy lamentablemente parezca que volvemos a un nuevo periodo en el que estaremos inmersos en esta forma de ver el mundo-.Lo mas interesante de esto es que, al menos en Buenos Aires, no vemos otra forma de hacer las cosas. Los procesos del arte, del diseño y hasta de la producción industrial no llegan al punto de ser procesos que realmente funcionen. Por lo que no nos queda otra que juntarnos con otros, para poder hacer. Y es hermoso que a la vez sea a lo que nos parece estar obligados para poder hacer, y a su vez sea la forma que elegimos. Disfrutamos de estar relacionados con otros, compartir, y crear en conjunto, y esto es algo que nos hace, nos construye como latinoamericanos, es nuestro valor agregado, es lo que somos y lo que queremos ser, una comunidad.

Culturalmente tenemos mucho que seguir aportándole a la sociedad para nuestras generaciones futuras, y con pequeñas o grandes acciones como estas hacemos la diferencia, un gran proyecto con una gran visión.

Para conocer más acerca de Proyecto Mután y sus productos visita www.brotes.com.ar